Vigilancia, defensa y renovación de marca comunitaria

////Vigilancia, defensa y renovación de marca comunitaria
  • Vigilancia, defensa y renovación de marca comunitaria

Vigilancia, defensa y renovación de marca comunitaria

Una marca comunitaria registrada ofrece un derecho de uso en exclusiva de un signo distintivo para identificar determinados productos y servicios en los 28 países que conforman la Unión Europea. Pero ha de tenerse claro que de poco sirve disponer de este derecho si no se potencia en el mercado y se hace valer legalmente. En consecuencia, al obtener la concesión no finalizan las tareas asociadas a una marca comunitaria registrada y de eso es justo sobre lo que hablare a continuación.

Vigilancia de marca comunitaria

Para hacer valer el derecho concedido es imprescindible estar puntualmente informado de todas las nuevas solicitudes y poder detectar así a tiempo aquellas que puedan entrar en conflicto con nuestros intereses.

Estos conflictos de intereses surgen en los casos de nuevas solicitudes de marcas idénticas o tan parecidas, (fonéticas y/o visuales) que el riesgo de confusión o asociación por parte del consumidor es muy elevado. En estos casos es vital estar debidamente informado en plazo ya que ante ausencia de oposiciones, la OAMI concederá la solicitud una vez superado el examen de fondo.

Para disponer de una adecuada vigilancia de marcas registradas es imprescindible contratar un servicio profesional que mediante potentes herramientas informáticas comprará periódicamente las nuevas solicitudes publicadas con nuestro registro. Los resultados obtenidos del sistema informático han de ser valorados por un experto quien decidirá comunicar o no al interesado las nuevas solicitudes detectadas.

En el caso de marcas comunitarias lo más recomendable es contratar un servicio de vigilancia que abarque no solo las nuevas solicitudes de marcas ante la OAMI, si no también, a nivel nacional sobre cada una de las oficinas de los 28 Estados miembros, pues en ellos el derecho otorgado es igualmente valido.

¿Necesitas registrar o defender una marca comunitaria?
Te asesoramos y aclaramos tus dudas. Preparamos y defendemos tu solicitud

Defensa de marca comunitaria

Un buen servicio de vigilancia de marcas comunitarias ha de informarnos única y puntualmente de las solicitudes idénticas o muy parecidas con un plazo suficiente para decidir, y si procede, preparar el escrito de oposición correspondiente. Nuevamente disponer de un equipo profesional con experiencia en la defensa de marcas comunitarias se hace clave para tener éxito en la oposición y por tanto en la protección de nuestra marca.

En este punto se ha de aclarar que la OAMI (Oficina de Armonización del Mercado Interior), responsable de la gestión de marcas comunitarias, no es un organismo de orden público, por lo que no puede asesorarnos jurídicamente sobre la protección de las marcas.

Como hemos visto, para defender nuestra marca frente a nuevas solicitudes ha de presentarse una oposición. Pero, ¿qué se debe hacer si detectamos un uso indebido o no consentido de nuestra marca?

El mejor consejo que se pude dar al respecto es nuevamente contar con el respaldo de un equipo jurídico especializado en la defensa de marcas comunitarias. Como norma general, las líneas de actuación en defensa de nuestra marca seguirán estos pasos:

  • Identificar al responsable.
  • Requerimiento. Supone el envío de una comunicación al responsable por medio fehaciente. Esta comunicación ha de aportar prueba de la infracción de marca detectada, mostrar el derecho que nos ampara con nuestra marca registrada y una serie de peticiones a la otra parte como la inmediata cesación del uso, la destrucción de del material infractor, entrega de los nombres de dominio, etc.
  • Demanda. De no resultar satisfechas las peticiones indicadas en el requerimiento, cabe acudir a los Tribunales de Justicia pertinentes para reivindicar nuestro derecho a través de un  procedimiento civil o penal  según el caso.

En este punto debe saberse que ser titular de una marca registrada no implica que terceras partes no puedan impugnar nuestro registro. De hecho, terceros que no hayan usado los plazos de presentación de observaciones o de oposición a una nueva solicitud de marca comunitaria disponen de una segunda oportunidad para obtener la anulación del derecho con ella concedido.

Pero ha de tenerse claro también que esta vía no es la más recomendable pues el proceso de nulidad es mucho más costo, tanto económicamente como en tiempo, que presentar una oposición. En la práctica al presentarse una acción de anulación se desencadena un procedimiento en el que se lleva a cabo un intercambio de alegaciones entre las partes. Finalmente, si no se alcanza un acuerdo, la Oficina adoptará una decisión.

Los costes asociados a la presentación de una acción de nulidad son un motivo más para contratar a un buen profesional para nuestra vigilancia y a ser posible para que valore también previamente nuestra solicitud. De este modo evitaremos encontrarnos en tramitaciones infructuosas, con todo lo que ello conlleva.

Por otro lado, es interesante conocer que como norma general no es obligatoria tener un representante ante la OAMI, aunque como hemos visto lo más recomendable es contar con un equipo profesional que nos represente y respalde, para evitar sorpresas en la tramitación, así como para que se responsabilice de la defensa de nuestra marca.

Sin embargo, si el titular de la marca comunitaria no tiene su sede, un establecimiento efectivo y serio o su domicilio en la Unión Europea, deberá nombrar a un representante para los procedimientos ante la OAMI, y si es necesario también ante los tribunales.

Renovación de marca comunitaria

Por ultimo mencionar que una vez registrada una marca comunitaria esta puede renovarse indefinidamente cada diez años a contar desde el momento de su solicitud.

 

Por | 2018-02-17T09:51:07+00:00 abril 22nd, 2015|Blog de MNH, Marcas, MNH Patentes|Sin comentarios