Patentar en Europa a través de la Patente Europea

////Patentar en Europa a través de la Patente Europea

Patentar en Europa a través de la Patente Europea

La patente europea es un sistema regido por el Convenio de la Patente Europea que facilita la protección de invenciones en el entorno europeo a través de una única solicitud que es válida en hasta 45 países en bloque.

Por tanto, la patente europea surge como solución al hecho de que las patentes son derechos territoriales; es decir, que otorga cada Estado de forma independiente, lo que hace muy complejo (y caro) proteger invenciones en varios países europeos por separado.

Así, una solicitud de patente europea evita al titular y/o inventor tener que hacer varias solicitudes en distintos países de forma simultánea, utilizando además cada legislación, moneda e idioma oficial.

Países contratantes de la patente europea

Geográficamente la patente europea abarca los siguientes países (contratantes del Convenio de la Patente Europea):

Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Checa, Rep., Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Irlanda, Italia, Islandia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Mónaco, Noruega, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumania, Suecia, Suiza y Turquía.

Y además de a estos 38, a los países que tienen acuerdos con el Convenio y que pueden designarse por extensión o validación. Que en concreto son estos 7:

Hong Kong, Bosnia, Montenegro; Marruecos, Moldavia, Túnez y Camboya

Dado este gran alcance territorial y para hacer más cercano el trámite, la solicitud de una Patente Europea puede presentarse en un oficina nacional miembro del Convenio, por ejemplo ante la oficina española de patentes y marcas (OEPM), pero será siempre tramitada por la Oficina Europea de Patentes (OEP).

Tiempo de tramitación de una patente europea

La tramitación de una patente europea implica un tiempo desde solicitud hasta concesión que ronda de 3 a 5 años.

Este plazo, que de primeras puede resultar exagerado, tiene su justificación, pues se trata de un proceso complejo en el que debe comprobarse que se cumplen los requisitos formales y técnicos para ser concedida (esencialmente novedad, actividad inventiva y aplicación industrial) y además, dar al solicitante la oportunidad de defender su propuesta, así como a terceros de oponerse si lo estiman necesario.

A este respecto, se debe tener en cuenta que el momento de la solicitud es muy importante, pues:

  • Fija la fecha de partirá del trámite y del derecho.
  • Preserva la novedad de la invención.
  • Crea una expectativa de derecho.

Además se debe considerar que la vida legal de una patente europea es de un máximo de 20 años a contar desde el momento de solicitud. Llegado ese tiempo caduca, y pasa a ser de dominio público.

Tramitación de una patente europea

Visualmente la tramitación sigue las líneas siguientes:

Si desgranamos cada una de estas etapas tenemos:

Solicitud de patente europea

La solicitud ha de contener una memoria descriptiva de la invención y debe ir acompañada del correspondiente formulario y el pago de las tasas oficiales.

Es muy recomendable contar con un equipo profesional (mejor si es una agencia oficial de propiedad industrial) que nos asesore en todo el proceso y especialmente para que redacte la memoria descriptiva de nuestra invención. Sus honorarios serán una excelente inversión pues nos aportarán tranquilidad y garantías.

Esta memoria descriptiva ha de contener:

  • Una descripción técnica de la invención
  • Un juego de reivindicaciones
  • Unas figuras (si procede), y
  • Un resumen

El juego de reivindicaciones es la parte más importante al definir y delimitar el marco legal, y por tanto, la protección de la patente.

Es importante tener en cuenta que para los solicitantes procedentes de países no pertenecientes al Convenio de la Patente Europea es necesario contar con un representante legal autorizado antes la Oficina Europea de Patentes.

Como adelantamos, la solicitud de una Patente Europea puede ser presentada en una oficina nacional miembro del convenio, por ejemplo ante la oficina española de patentes y marcas (OEPM) pero es siempre tramitada por la Oficina Europea de Patentes a la que se le debe dar traslado en uno de los 3 idiomas oficiales del convenio: inglés francés o alemán.

Consecuentemente, si se presentó en una oficina nacional en otro idioma es necesaria una traducción a una de estas 3 lenguas.

Una patente europea puede solicitarse por 3 vías:

  • De forma directa a través de una solicitud depositada directamente en la Oficina Europea de Patentes, o en su defecto, en una oficina de los países del convenio.
  • Reivindicando prioridad de una solicitud nacional antes de 12 meses.
  • Mediante una solicitud EuroPCT, es decir, una solicitud internacional mediante el PCT que ha entrado en fase regional en Europa.

Examen formal de una patente europea

Comprende la comprobación de que los datos y documentos consignados en la instancia de solicitud cumplen y abarcan los aspectos de forma exigidos, como la correcta identificación del solicitante, la designación del inventor/res, título de la invención, reivindicación de prioridad o identificación y autorización a un representante o agente, si procede.

Si la solicitud presenta alguna irregularidad puede subsanarse en el plazo de 2 meses desde su notificación.

Emisión del informe de búsqueda europeo

La división de búsqueda realiza un informe que contiene los resultados de una búsqueda en el estado de la técnica, citando los documentos que se consideran relevantes para determinar, en particular, la novedad o actividad inventiva de la invención reivindicada en la solicitud.

Va acompañado de una “opinión” que determina en qué medida cumplen los requisitos de patentabilidad establecidos en el Convenio.

A la vista de este  informe, si procede, el solicitante tiene la posibilidad de realizar modificaciones sobre el texto originalmente presentado para tratar de salvar los antecedentes localizados. 

Publicación

Toda solicitud de patente europea ha de ser publicada junto a su informe de búsqueda como requisito imprescindible para su concesión.

Esta publicación oficial se produce al mes 18 desde el momento de solicitud y su objetivo es dar a conocer el contenido de la misma, y que así, pase a formar parte del estado de la técnica, y sirva como base a terceros posibles interesados (investigadores, competidores, etc.).

Desde la publicación se concede además al solicitante una protección provisional en cada Estado designado que es equivalente a la conferida por las respectivas leyes nacionales. Para países con un idioma diferente a los 3 oficiales en la OEP (inglés, francés, alemán) esta protección provisional está condicionada a la presentación de una traducción de las reivindicaciones a su idioma oficial.

Examen sustantivo 

El examen sólo tiene lugar a petición del solicitante y tiene como objetivo determinar si la invención es patentable, esto es, si cumple con los requisitos de novedad, actividad inventiva y aplicación industrial, y además, no está incluida en ninguna de las excepciones previstas en el Convenio.

La División de Examen denegará la solicitud si considera que no reúne los requisitos de patentabilidad.

En caso contrario dará traslado de su intención de conceder e invitará a pagar las tasas de concesión y a presentar una traducción de las reivindicaciones en los 2 idiomas oficiales distintos al utilizado en el procedimiento.

Concesión de patente europea

La publicación de la concesión produce el mismo efecto que una patente nacional en cada uno de los Estados para los que se otorga.

La publicación de la concesión es un hito importante en la tramitación pero no es definitivo, pues:

  • Como veremos más adelante abre un plazo para oposiciones de terceros.
  • También marca un plazo de 3 meses para que sea validada.
¿Necesitas una patente?
Te asesoramos

Validación de Patente Europea

Una vez la patente europea es concedida para que tenga plena validez legal hay que dar traslado de esta concesión a cada una de las oficinas nacionales de interés, lo que implica tener que traducir la memoria descriptiva al idioma oficial del país que se trate.

Estas traducciones suponen un gasto importante. Para reducirlo en mayo de 2008 se firmó el llamado acuerdo de Londres que establece fundamentalmente 2 cláusulas:

  1. Los países cuyo idioma oficial es también uno de los 3 idiomas oficiales de la Oficina Europea de Patentes (francés alemán o inglés) renuncian completamente al requisito de la traducción. Estos países son: Alemania, Francia, Mónaco, Suiza/Liechtenstein, Luxemburgo y Gran Bretaña.
  2. Requerirían de solamente la traducción de las reivindicaciones si existe una versión inglesa de la patente: Albania, Croacia, Dinamarca, Finlandia, Hungría, Islandia, Noruega, Suecia y Holanda e independientemente de la versión existente también Macedonia, Letonia, Lituania y Eslovenia.

En consecuencia el acuerdo de Londres abarata y facilita la validación en todos estos países. Para los restante la traducción y su coste será imprescindible.

De entre los segundos. si tomamos como ejemplo la validación de una concesión de patente europea en España, podemos ver todos los detalles en este enlace sobre cómo validar una patente europea en España 

Oposición a patente europea

En ocasiones la protección concedida puede hacer referencia a tecnologías conocidas antes del momento de la solicitud y/o no estar suficientemente claras y completas.

Por este motivo se establece un periodo de 9 meses desde la publicación de la concesión para que terceros interesados puedan presentar oposición.

El objetivo de la oposición es revocar la patente, y tiene efecto en todos los estados designados.

De este modo todo aquel que tenga algo que alegar en contra de una concesión dispone de tiempo para justificar los motivos.

A pesar de la complejidad y costes implicados, presentar oposición a una patente europea es una alternativa más económica que litigar a escala nacional.

Anualidades

Para finalizar es importante tener en cuenta que para mantener el expediente en vigor es necesario abonar anualidades desde el tercer año mientras esté en trámite la patente europea.

Una vez validada la patente europea, se tendrán que pagar igualmente anualidades nacionales para permanecer vigentes hasta un máximo de 20 años desde solicitud.

¿Quieres patentar en Europa?

ESCRÍBENOS
Por | 2019-07-30T07:17:52+00:00 junio 17th, 2019|MNH Patentes, Patentes|Sin comentarios