Cómo patentar una app

Inicio/Blog

Cómo patentar una app

Patentar una app, que es como coloquialmente todos identificamos a un programa o a un conjunto de programas informáticos diseñado para el beneficio del usuario final, ha sido una de las cuestiones mas rodadas en los últimos años en materia de propiedad industrial por el altísimo grado de penetración que han logrado en nuestra sociedad.

Tal es así que usamos apps a diario de forma rutinaria, tanto para comunicarnos, como para resolver necesidades puntuales como consultar el tiempo, así como para realizar gestiones cotidianas como transacciones bancarias, hacer la compra o pedir comida a domicilio.

Cada una de estas aplicaciones tiene detrás un gran esfuerzo creativo y un trabajo arduo que va desde el desarrollo al control de calidad, así como importantes inversiones.

Para rentabilizar estas inversiones es importante proteger legalmente estos desarrollos informáticos del uso no consentido por terceros, lo que vulgarmente podría llamarse patentar una app.

Aunque patentar una app, en la práctica es una expresión incorrecta e imprecisa pues las leyes europeas dejan específicamente fuera del alcance de la propiedad industrial a los programas informáticos.

En el caso de la legislación española, la actual ley de patentes en su artículo 4 indica que no se considerarán invenciones, en particular:

  1. a) Los descubrimientos, las teorías científicas y los métodos matemáticos.
  2. b) Las obras literarias, artísticas o cualquier otra creación estética, así como las obras científicas.
  3. c) Los planes, reglas y métodos para el ejercicio de actividades intelectuales, para juegos o para actividades económico-comerciales, así como los programas de ordenadores.
  4. d) Las formas de presentar informaciones.

Motivo por el que no es posible patentar una app.

Como alternativa a una patente, a los creadores de una app les corresponden unos derechos de autor.

Derechos de autor de una app

Estos derechos se otorgan por la mera creación de la aplicación, pero para poder probar esta autoría es necesario disponer de una prueba fehaciente, es decir, indudablemente valida de quien y en que momento crearon la aplicación.

Este mismo derecho de autor se aplica a una amplia gama de productos creativos que van desde las obras de arte, a las canciones o los diseños textiles.

Todas estas obras al igual que el software en general no tiene obligación de ser registrarlas.

Ahora bien, si surge una controversia en torno a cualquier obra, será muy útil contar con una prueba sólida que demuestre que esta existía en un instante específico y quien fue su autor o autores.

La creación de esa prueba es la clave por tanto en correcta defensa del derecho de autor.

Vías para probar la autoría de una app

Existen varias formas de probar la autoría. En el caso de las aplicaciones tenemos fundamentalmente 4:

  • Registrarla en Internet a través de entidades privadas como Safe Creative
  • Emplear Creative Commons y seleccionar el tipo de licencia que queramos compartir y permitir.
  • Crear un protocolo notarial para que el notario deje constancia de la fecha y autor o autores de la aplicación.
  • Aprovechar una herramienta especifica para este fin creada por la oficina mundial de la propiedad intelectual (OMPI) llamada Wipo Proof.

La experiencia profesional muestra a Wipo Proof como la vía más recomendable y moderna, esencialmente por los siguientes motivos:

  • Es una herramienta que permite generar rápidamente pruebas seguras que pueden emplearse para demostrar la existencia de un archivo digital en un momento determinado.
  • Permite por tanto crear un registro histórico de las distintas iteraciones de un código informático, lo que la hace ideal para un sector que evoluciona tan rápido.
  • Por medio de su tecnología se genera una huella digital que es reconocida como una prueba valida ante los tribunales de justicia, que admitan pruebas digitales, cualquiera que sea la jurisdicción.
  • Se trata de una ficha de registro cifrado con indicaciones precisas de la fecha, hora, minuto y segundo exactos de su creación.
  • Estas fichas son válidas por tiempo indefinido y quedan almacenadas de manera segura en el sistema durante 5 años prorrogables.
  • Todas las fichas WIPO PROOF pueden verificarse gratis en línea.
  • Además, existe la posibilidad de solicitar un certificado de nivel superior, que es un archivo PDF imprimible que ofrece una prueba más formal de la prueba.

Proceso de creación fichas Wipo Proof

El proceso de creación de estas fichas se lleva a cabo en 6 pasos necesarios, y que en resumen son:

ACCESO

1. La conexión online con la aplicación Wipo Proof

2. La selección de el / los archivos digitales que deseamos constituyan la prueba

SOLICITUD DE LA FICHA DIGITAL

3. Su potente algoritmo unidireccional crea una huella digital exclusiva para esos archivos en forma de valor hash.

CREACION DE LA FICHA DIGITAL WIPO PROOF

4. El sistema sella con la fecha y hora del valor hash

5. El hash se firma con una clave privada y se le añade una clave pública para dotarle de autenticidad

6. Se descarga la ficha digital que constituye la prueba inalterable de la existencia de los archivos digitales en esa fecha y hora.

Un equipo profesional especializado en Propiedad Industrial e Intelectual será el mejor aliado para recopilar, ordenar y dejar constancia de las mejores pruebas de autoría.

Por ello, si tienes dudas sobre la correcta protección de tu app rellena este formulario y un experto de nuestra Agencia Oficial de Propiedad Industrial te responderá:

    Martina Naranjo Hernández es el Responsable del tratamiento de los datos personales del Usuario y le informa de que estos datos se tratarán de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679, de 27 de abril (GDPR), y la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre (LOPDGDD), por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:
    Fines y legitimación del tratamiento: mantener una relación comercial (por interés legítimo del responsable, art. 6.1.f GDPR) y envío de comunicaciones de productos o servicios (con el consentimiento del interesado, art. 6.1.a GDPR).
    Criterios de conservación de los datos: se conservarán durante no más tiempo del necesario para mantener el fin del tratamiento o existan prescripciones legales que dictaminen su custodia y cuando ya no sea necesario para ello, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la anonimización de los datos o la destrucción total de los mismos.
    Comunicación de los datos: no se comunicarán los datos a terceros, salvo obligación legal.
    Derechos que asisten al Usuario:
    - Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento.
    - Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos, y de limitación u oposición a su tratamiento.
    - Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control (www.aepd.es) si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente.
    Datos de contacto para ejercer sus derechos: MARTINA NARANJO HERNÁNDEZ.

    Además, como apuntábamos, es posible verificar cada ficha digital creada.

    Proceso de verificación de fichas Wipo Proof

    ACCESO

    1. Establecemos conexión online con la aplicación

    SELECCIÓN DE LA FICHA A VALIDAR

    2. Se cargan dos elementos esenciales de la ficha:

    • El archivo original digital
    • La correspondiente ficha digital de Wipo Proof

    VERIFICAIÓN DE DE LA FICHA DIGITAL WIPO PROOF

    3. El sistema compara el hash del archivo original con el hash de la ficha Wipo Proof a través de su clave pública.

    4. Si ambos valores coinciden se verifica la autenticidad y aparece como validada.

    5. Validada la verificación es posible solicitar un certificado de nivel superior.

    Justo debajo podéis ver un ejemplo de certificado de nivel superior aportado por la propia OMPI.

    Ejemplo certificado premium wipo proof

    De forma complementaria a la creación de una prueba de autor, como la anteriormente descrita, es muy recomendable proteger la imagen de la propia app, es decir, el nombre con que se identifica, así como el logotipo y/o su icono pues será como los usuarios la reconocerán.

    Para ello, registrar una o varias marcas es la mejor opción.

    Registro de marca de una app

    El registro de una marca conferirá a su titular un derecho exclusivo sobre la misma y estará facultado por tanto para prohibir a cualquier tercero el uso, sin su consentimiento, en el tráfico económico.

    En la práctica, para registrar la marca de una app es importante seguir 3 pasos:

    • Clasificar la marca. Las marcas se registran para una/s actividad/des concretas para lo que se emplea la Clasificación de Niza en la que se enmarcan todos los servicios y productos. En el caso de las app puede ser complicado saber qué clase o clases son las más adecuadas. Las aplicaciones informáticas en general como producto van en clase 9, pero el servicio o servicios que ofrece la propia aplicación pueden tener mayor relevancia que la propia aplicación como producto y por tanto se han de incluir para lograr una correcta  protección de la marca.
    • Determinar su alcance geográfico. Las marcas son concedidas por cada Estado de forma independiente. Generalmente las app tienen alcance internacional por lo que se debe trazar una adecuada estrategia para optimizar la inversión en su registro. Una buena opción desde Europa es arrancar con una solicitud de marca europea y aprovechar el periodo de 6 meses de prioridad internacional que otorga esta solicitud para extenderla a otros territorios.
    • Valorar su viabilidad. Es decir, hay que ver qué marcas registradas o solicitadas hay, bien que sean idénticas o muy parecidas, para comprobar que no serán un obstáculo insalvable en la tramitación.

    Una vez mas, contar con profesionales que puedan asesorarnos sobre la mejor opción de registro en nuestro caso concreto será un acierto.

    Resumen: patentar una app

    Para finalizar, si recopilamos todo lo expuesto, tenemos:

    • Las app no se pueden patentar.
    • Como alternativa le corresponden unos derechos de autor.
    • Estos derechos de autor precisan de una prueba para hacerlos valer frene a terceros.
    • La mejor vía para crear esta prueba es Wipo Proof.
    • Registrar la marca con que se identifica la app es un buen apoyo en su protección legal y un activo importante.
    • Contar con un equipo profesional  que nos asesore y guíe en la correcta protección de nuestra app es garantía de éxito.

     

    ¿Necesitas una patente?
    Te asesoramos
    Share on facebook
    Facebook
    Share on twitter
    Twitter
    Share on linkedin
    LinkedIn
    Share on email
    Email

    CONTRATA TU VIGILANCIA

    ÚLTIMAS ENTRADAS DEL BLOG