Cómo patentar en Japón

////Cómo patentar en Japón
  • patentar en japon

Cómo patentar en Japón

Japón y las nuevas tecnologías han ido siempre de la mano y en consecuencia patentar en Japón es una cuestión bien arraigada tanto en la cultura empresarial japonesa como en la de las empresas tecnológicas con proyección internacional.

A pesar de que Japón no vive el esplendor tecnológico de hace una década, consecuencia de la feroz competencia de costes de producción en que nos hallamos, sigue siendo un referente mundial en materia de innovación y por ende de patentes. Sus logros se reflejan en las estadísticas de sus patentes que apuntan hacia una estable disminución de sus solicitudes en los últimos 5 años, tal y como podemos comprobar en el último informe emitido por la Oficina Japonesa de Patentes (Japan Patent Office: JPO), pero aún así sus cifras son envidiables.

Aprender de la arraigada inventiva en su cultura empresarial en interesante. Disponer de unas nociones sobre cómo patentar en Japón, y especialmente sobre su procedimiento administrativo, resulta enriquecedor para todo emprendedor o empresario consolidado que haya desarrollado o adquirido tecnología novedosa y quiera sacarle el máximo rendimiento económico.

En materia de patentes lo primero que se ha de saber es que Japón adopta el sistema del primer solicitante, lo que en la práctica viene a decir que el que primero solicita “gana” pues tiene un derecho preferente sobre el resto. Así el primer solicitante no solo deja prueba fehaciente de ser el inventor, sino que además podrá hacer valer este hecho legalmente tanto en vía administrativa como judicial.

Antes de conceder una patente la oficina japonesa valorará de forma concienzuda que se cumplan los requisitos de patentabilidad establecidos. Estos criterios son similares a los de otras oficinas de patentes pues se considera:

  • La novedad: que la invención no se haya divulgado antes del momento de la solicitud
  • La actividad inventiva: que no resulte una solución evidente
  • La aplicación industrial: que la invención pueda aplicarse a la industria

Además hay que saber que terceras partes pueden oponerse a la concesión argumentando el incumplimiento de alguno de estos criterios en cualquier momento de la tramitación, lo que dificulta obtener concesiones, pero las hace mas justas.

Como con todas las patentes la novedad es importante y antes de lanzarse a patentar en Japón es fundamental mantener bajo secreto y resguardar con cautela el objeto de la invención para:

  • Evitar su divulgación antes de la solicitud
  • Evitar que terceros se nos adelanten y soliciten nuestra patente

Igualmente se ha de tener en cuenta que en virtud del artículo 8 de la ley de patentes las empresas o personas que deseen tramitar cualquier patente en Japón y no dispongan de una residencia en el país han de tener un representante legal. Además por la complejidad técnica y legal que entraña patentar en Japón es muy recomendable contar con el respaldo de un profesional experimentado.

Por otro lado se debe saber que para proteger invenciones en Japón hay dos posibilidades, pues se contemplan 2 modalidades registrales en su legislación:

  • Las patentes de invención
  • Los modelos de utilidad

A grandes rasgos puede decirse que los modelos de utilidad están pensados para pequeñas mejoras sobre objetos o tecnologías conocidas y su tramitación es mas simple y el grado de exigencia para su concesión menor.

Así, las patentes de invención se conceden por 20 años y las de modelos de utilidad por 10. En esta ocasión me centrare en la tramitación de las patentes de invención por ser las de mayor alcance e interés.

El plazo medio de tramitación de una patente en Japón se estima de entre 2 y 3 años y cuenta para el occidental con la dificultad añadida del propio idioma oficial del trámite, el japonés pues se incrementan los costes por todas las traducciones técnicas necesarias.

Hay que tener en cuenta que un momento práctico clave para el titular es el de la solicitud ya que con ella se establece una fecha preferente y se preserva la novedad de la invención, lo que permite su posterior divulgación. Este momento clave de la tramitación de una patente de invención en Japón puede partir de 3 puntos:

  • Una solicitud directa en la Oficina Japonesa de Patentes
  • La reivindicación de prioridad de una solicitud de patente presentada en un país suscrito al Convenio de París antes de los 12 primeros meses desde la solicitud original.
  • Desde la solicitud de una patente internacional por el PCT.

El incremento en el número de solicitudes de patentes por el PCT ha hecho que esta sea la vía de mayor crecimiento estadístico en los últimos años en Japón, pero en cualquier caso las solicitudes pasan todas por las siguientes etapas:

  • Examen formal
  • Publicación en la gaceta oficial
  • Solicitud de examen
  • Examen sustantivo,
  • Concesión o denegación
  • Y sus correspondientes posibilidades de apelación

tramitación de patente en japon

 

Como es lógico los exámenes a que será sometida la solicitud son la parte que más preocupa al solicitante. Si vemos cada uno por separado tenemos:

  • En el examen de forma, tras aplicar a la solicitud la clasificación internacional de patentes, se revisa que toda la documentación está correctamente cumplimentada y entregada en plazo. Si se detecta algún defecto se da traslado al interesado para que lo subsane, en caso contrario, se da por abandonada la solicitud.
  • En el examen sustantivo se valora que se cumplen los requisitos de patentabilidad anteriormente citados. Este examen de fondo debe ser solicitado antes de los 3 primeros años desde la primera solicitud de la patente. Puede ser solicitado por el titular o por un tercero interesado y si no se solicita la patente se da por abandonada. En él un examinador asignado comprobará:
  • Que la invención reivindicada se basa en una idea técnica que utiliza una ley de la naturaleza
  • Si tiene cualquier aplicación industrial
  • Si la idea técnica existía o fue solicitada antes de presentarse la solicitud,
  • Si la invención reivindicada resulta obvia para una persona experta en ese campo técnico
  • Si la invención reivindicada es susceptible de contravenir el orden público y la moral, y
  • Que las descripciones de las especificaciones se ajustan exactamente a los requisitos de patentabilidad.

Para hacer esta comprobación el examinador analiza el objeto de la solicitud y hace una búsqueda comparativa de antecedentes técnicos. Además ofrece al titular su opinión y le da la oportunidad de subsanar y mejorar la memoria en función de lo encontrado.

Si la patente no supera este examen de fondo sera denegada. Contra esta denegación cabe apelación.

Por el contrario si la patente supera el examen sera concedida. Sobre la concesión se ha de saber que cualquiera que considere que la concesión es un error puede presentar una apelación de invalidación durante la vida legal de una patente japonesa. Este posibilidad es muy interesante para:

  • Todos los titulares de patentes, pues podrán hacer valer sus derechos anteriores en cualquier momento frente a nuevas solicitudes lesivas
  • Aquellos que quieran explotar tecnologías en Japón cuyo monopolio no debería haber sido concedido a terceros

Para finalizar estas nociones básicas sobre patentes en Japón mencionar que desde el cuarto año de haber iniciado la tramitación, y tras la concesión, se ha de pagar una tasa de mantenimiento anual. En caso de no hacerse dicho pago la patente japonesa se dará por abandonada.

¿Necesitas una patente en Japón?

ESCRÍBENOS
Por | 2018-02-17T09:49:03+00:00 enero 7th, 2016|Blog de MNH, MNH Patentes, Patentes|Sin comentarios