Cómo patentar un invento en 3 pasos

////Cómo patentar un invento en 3 pasos
  • cómo-patentar-un-invento

Cómo patentar un invento en 3 pasos

Cuestionarse cómo patentar un invento es algo previsible para todo aquel que haya creado algo diferente, nuevo y que resuelva una necesidad o un problema común.

Por este motivo, voy a tratar de enfocar a quien precise monopolizar un invento a través de 3 sencillos pasos que muestran las claves a seguir para patentar un invento eficazmente.

Como en casi todas las materias contar con el apoyo de un profesional que nos asesore y valore nuestro caso particular será indudablemente la mejor opción.

En cualquier caso seguir estos 3 lógicos pasos para patentar un invento será un acierto:

  1. Conocer los requisitos de patentabilidad
  2. Comprobar que cumplimos estos requisitos
  3. Solicitar una patente de invención.

Si desglosamos cada uno de estos 3 pasos tenemos:

Cómo patentar un invento. Conoce los requisitos

Conocer los requisitos legales que le exigirán a un invento para ser concedido como patente es fundamental. Para simplificar voy a desglosar en 3 las consideraciones principales a tener en cuenta.

En primer lugar se debe tener claro que en la mayoría de legislaciones las patentes no contemplan conceptos abstractos o ideas generales, sino que amparan soluciones técnicas concretas a problemas técnicos concretos.

Sobre este punto, y para ayudar a visualizar el objetivo a alcanzar para patentar un invento, os dejo 3 ejemplos recientes de diferentes patentes concedidas en España que muestran en su publicación cómo patentar un invento en la práctica.

En segundo lugar se ha de tener claro que las leyes de patentes de la gran mayoría de países excluyen explícitamente todo lo que no cumpla el requisito anterior, y por tanto, excluyen de ser protegido como patentes objetos tales como las teorías científicas y los métodos matemáticos, las obras literarias, artísticas y científicas, los planes, reglas y métodos para el ejercicio de actividades intelectuales, para juegos o para actividades económico-comerciales (planes de negocio) y todos los programas informáticos y aplicaciones.

En tercer lugar toda oficina de patentes va a comprobar que el invento cumple estas 3 premisas:

  • Novedad: que el invento no se haya divulgado de ninguna forma antes del momento de la solicitud
  • Actividad inventiva: que el invento no resulte una solución evidente para un experto en ese campo.
  • Aplicación industrial: que el invento pueda aplicarse a algún tipo de industria

Como patentar un invento. Comprueba con una búsqueda

Una vez conocidos los requisitos que le pedirán cumplir a nuestro invento para ser patentado corresponde comprobar que efectivamente se cumplen.

En la mayoría de los casos el sentido común indicara si efectivamente estamos ante un invento patentable al valorar los dos primeros requisitos anteriores. Pero para las premisas de novedad y actividad inventiva hay que hacer una comprobación.

Así, para contrastar que tenemos novedad y actividad inventiva es imprescindible hacer una búsqueda retrospectiva de posibles antecedentes en el estado de la técnica y comparar cada uno de los resultados hallados con el invento en cuestión. De este modo podremos delimitar el alcance de la patente y valorar si tiene cabida o no.

¿Necesitas una patente?
Te asesoramos

Para hacer esta búsqueda existen multitud de bases de datos consultables en línea. Una simple consulta a Google abrirá muchas puertas, pero os dejo enlaces a 3 de los buscadores más utilizados para localizar patentes, por si queréis curiosear.

Cómo comprobareis un equipo profesional será quien mejor pueda realizar con razonables garantías esta comprobación.

Como patentar un invento. Solicitud

Una vez decidido que un invento puede ser protegido mediante patente tendremos que preparar la solicitud. Toda solicitud de patente comprende 3 partes:

  • Un formulario debidamente cumplimentado, en el que han de aparecer los datos completos del titular o titulares, del inventor o inventores, así como de la propia invención
  • Ha de ir acompañada del pago de las tasas oficiales que correspondan
  • Y finalmente por una memoria descriptiva del invento. En el apartado superior correspondiente a los requisitos tenéis 3 ejemplos de memoria publicadas como ejemplo.

Esta memoria es la parte más importante de la solicitud pues en ella debe quedar reflejada técnicamente la invención y enmarcado el ámbito de protección que solicitamos para la misma.

Por ello, para proteger un invento correctamente la memoria que acompaña a su solicitud de patente ha de seguir una determinada estructura y estar redactada de forma clara y concisa para permitir comprender cuál es la solución técnica concreta que propone el invento.

En términos generales la memoria de una patente estará compuesta por los siguientes apartados:

  • Título: ha de ser claro, conciso y designar técnicamente el invento.
  • Resumen: facilita información técnica y no del alcance de la invención.
  • Descripción: muestra en detalle la invención.
  • Reivindicaciones: constituyen el apartado más importante de la memoria pues definen y delimitan la protección.
  • Dibujos: soportan la descripción y ayudan a su comprensión.

Redactar correctamente una memoria de patente es complejo; por lo que una vez más es recomendable que sea hecha por un profesional en colaboración con el inventor o inventores.

Una vez tenemos la memoria descriptiva completa, tendremos que valorar donde la depositamos junto al resto de la solicitud, y el idioma oficial correspondiente. Generalmente esta decisión depende de la capacidad económica y del interés geográfico de su explotación. Tenemos por tanto tantas opciones como oficinas de patentes para solicitar el derecho de explotación en exclusiva de un invento. De entre todas ellas destaco 3 por ser estadísticamente las más frecuentes:

Por | 2018-02-17T09:42:38+00:00 octubre 20th, 2016|Blog de MNH, MNH Patentes, Patentes|1 comentario