En esta ocasión nos vamos a centrar en los distintos tipos de subvenciones a fondo perdido para empresas a las que se puede optar en España, con la intención de aclarar algunas dudas comunes que hemos detectado sobre ellas a lo largo de nuestro bagaje profesional.

Nuestro interés radica en que para poder optar a una subvención de forma efectiva se ha de analizar previamente qué tipo de subvención se necesita en cada caso, y para poder hacerlo se deben conocer los principales tipos de subvenciones a fondo perdido que hay.

Basándonos en nuestra experiencia, lo primero que queremos aportar es que las subvenciones a fondo perdido, a pesar de no tener que devolverse como bien indica su nombre, deben ser un mero apoyo o complemento que dé impulso a un negocio. Por tanto, nunca deben ser el sustento de un plan empresarial. De ser así, las probabilidades de fracasar se potencian al correr un elevado riesgo.

Si tomamos la definición de una subvención, observamos que puede considerarse como toda atribución patrimonial gratuita a favor de personas físicas o jurídicas que está destinada al fomento de una determinada actividad o comportamiento de interés público o social.

Esta definición ya nos introduce el hecho de que cada subvención a fondo perdido tiene un origen y una finalidad muy concreta, y en consecuencia se ha de demostrar que los importes recibidos han sido destinados a estos acotados objetivos.

Una vez aclarado esto, hay que decir también, que a pesar de no ser fácil conseguir una subvención a fondo perdido, si se cumplen los requisitos exigidos y se hacen las cosas razonablemente bien, se pueden y deben alcanzar, y de hecho, en la práctica muchas empresas las disfrutan.

Todos compartimos que el tiempo es oro, pero en materia de subvenciones vale aún más. Esto es debido al tipo de régimen de concurrencia que puede regir las convocatorias de subvención, en base al cual también podemos clasificar los distintos tipos de subvenciones a fondo perdido para empresas.

Tipos de subvenciones a fondo perdido para empresas según el régimen de concurrencia

  • Subvenciones de concurrencia no competitiva, es decir, que se resuelve por orden de presentación hasta agotar los fondos disponibles.
  • Subvenciones a fondo perdido de concurrencia competitiva en las que se valoran todas las solicitudes y se otorga la subvención a los proyectos que hayan sido mejor valorados.

En ambos casos el tiempo es muy valioso, en el primero evidentemente quien primero llega tendrá todas las probabilidades de ganar, pero en el segundo, que es el más habitual, también es relevante pues cuanto antes conozcamos la convocatoria de más tiempo dispondremos para prepararla, y por tanto, mejor proyecto podremos presentar.

  • No podemos olvidar que en casos excepcionales también es posible que concedan subvenciones de forma directa. Estos casos están basados en La Ley, y en esencia contemplan a las subvenciones y ayudas previstas nominativamente en los presupuestos generales del Estado, Comunidades Autónomas y Entidades Locales, a las impuestas por una norma de rango legal y a aquellas de interés público, social, económico o humanitario.

Un buen ejemplo de este tipo de subvenciones a fondo perdido directas son las facilitadas a través de la Oficina Española de Patentes y Marcas anualmente a todos los solicitantes de patentes. Estas subvenciones nacen para fomentar la internacionalización de nuestra tecnología a través de las patentes y suelen cubrir en torno al 70 % de los importes correspondientes a tasas oficiales y traducciones técnicas.

En este enlace encontrareis información sobre una de las últimas convocatorias por si tenéis curiosidad.

Si queréis conocer más ejemplos de subvenciones a fondo perdido podéis utilizar el buscador de subvenciones de MNH Licitaciones, que además es gratuito.

buscador de subvenciones

Tipos de subvenciones a fondo perdido para empresas según su finalidad

Por otro lado, según su finalidad, podemos encontrar en España principalmente 3 tipos de subvenciones a fondo perdido

  • Subvenciones y ayudas para el empleo y el autoempleo
  • Subvenciones para potenciar a la empresa
  • Subvenciones a fondo perdido para potenciar un determinado sector

Dentro de las subvenciones para la creación de empleo y autoempleo podemos diferenciar 2 grupos:

  • Subvenciones a la contratación de trabajadores: son bonificaciones en las cuotas empresariales para diversos perfiles de trabajadores. Algunas Comunidades Autónomas ofrecen ayudas complementarias para la primera contratación indefinida. Lo mejor para hacerse a una idea es ver algunos ejemplos:
  • Bonificaciones en la cotización de autónomos: Existen de diversa índole en función de la región, pero sobre todas ellas destaca la tarifa plana de 50 €.

Respecto a las subvenciones a fondo perdido para potenciar la empresa son de muy diversa índole y surgen a nivel estatal y especialmente local. Nacen para ayudar a arrancar la empresa, para investigación, formación, mejorar los medios de gestión y telecomunicación de las empresas, internacionalización, para modernizar la producción, etc., etc.

Las subvenciones a fondo perdido sectoriales. Surgen para fomentar un determinado sector, no son muy numerosas. Destacan las facilitadas por las Comunidades Autónomas para impulsar la formación o determinados sectores como el agrario, el comercio, el turismo, etc.

Tipos de subvenciones a fondo perdido para empresas

Finalmente si tomamos le clásica distinción legal sobre los distintos tipos de ayudas y subvenciones y que se basa en su origen encontramos que existen estos 3 tipos de subvenciones:

  • Subvenciones nominadas: aquellas consignadas inicialmente en los estados de gastos de la Ley de Presupuestos y las procedentes de modificaciones de crédito que se acuerden durante el ejercicio presupuestario para un beneficiario determinado.
  • Ayudas o subvenciones genéricas: las consignadas en los estados de gastos de la Ley de Presupuestos para una pluralidad de beneficiarios o para una finalidad sin especificación de los beneficiarios.
  • Subvenciones específicas: las que se conceden, sin promover la concurrencia, a un beneficiario singular por razones de reconocido interés público con cargo a los créditos consignados en los estados de gastos de la Ley de Presupuestos para subvenciones genéricas.

Y hasta aquí nuestra propuesta sobre los tipos de subvenciones a fondo perdido para empresas que podemos encontrar. Seguiremos trabajando para tratar de resolver las dudas comunes que encontramos entre nuestros colaboradores y clientes.

¿Necesitas una subvención?

COMPÁRTELOShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone