Registrar un modelo de utilidad es una opción muy interesante para lograr activos de Propiedad Industrial sobre pequeñas invenciones. Además a través de una tramitación sencilla y asequible.

De hecho, por su atractivo para la pequeña y mediana empresa, en el blog de MNH patentes ya hemos hablado sobre los modelos de utilidad y sus bondades en varias ocasiones.

Esta vez, me centrare en mostrar algunos conceptos básicos, sus ventajas y ofrecer un puñado de consejos que espero sirvan de orientación a quien tenga la necesidad o intención de embarcarse en registrar un modelo de utilidad.

Registrar un modelo de utilidad. Conceptos básicos

Los modelos de utilidad están pensados para ofrecer protección a mejoras técnicas menores o pequeñas invenciones. Así, ofrecen protección a nuevas mejoras técnicas que se obtengan de la configuración, estructura o constitución de utensilios, herramientas o dispositivos. En la práctica pueden definirse como:

Un derecho exclusivo otorgado por un Estado a una determinada invención que permite al titular del derecho impedir a terceros fabricar o comerciar la invención sin su autorización, durante un período de tiempo limitado (generalmente un máximo de 10 años).

Como vemos en la definición anterior se trata de un derecho que otorga cada Estado, cada país, de forma independiente por lo que sus características y a tramitación administrativa puede variar sensiblemente de un país a otro.

Pero todos los países comparten la esencia de esta modalidad, y pueden por tanto, encontrarse conceptos aplicables a todos ellos. Básicamente estas características comunes son los que siguen:

  • En todos los casos se tramitan en el idioma oficial del país de que se trate y se sigue una tramitación más sencilla y rápida que la de las patentes, por lo que económicamente resultan más asequibles y suponen una vía más rápida para obtener la concesión de un derecho de Propiedad Industrial.
  • En contrapartida, el tiempo de exclusividad que otorgan es menor (la mitad en la mayoría de ocasiones) que el reconocido a las patentes. Pero este tiempo, generalmente un periodo de 10 años, es suficiente para amortizar el esfuerzo e inversión implicado en su consecución.
  • Igualmente ha de adjuntarse junto a la solicitud y el correspondiente pago de tasa oficial una memoria descriptiva de la invención. Esta descripción es vital, pues su redacción, y especialmente del juego de reivindicaciones, emana el marco de protección que el derecho concedido otorgará al solicitante.

Para la elaboración de la memoria descriptiva, el adecuado seguimiento del trámite y la defensa si se precisa, se hace importante contar con la ayuda de un equipo experimentado en Propiedad Industrial, y este será siempre el mejor consejo que os pueda dar.

Además de asesorar previamente sobre las mejores opciones, en caso de ser viable el registro de un modelo de utilidad serán ellos quienes elaboren en colaboración con el inventor una adecuada memoria descriptiva.

  • Ejemplo: Para que podáis haceros una idea del formato de estas memorias os dejo como ejemplo real y práctico la publicación de un modelo de utilidad español, que es ya de dominio público – ES-1051388_U

Por otro lado, administrativamente para registrar un modelo de utilidad se han de superar los pasos que se muestran en el esquema siguiente:

Esquema tramitación modelo de utilidad

Vistas las etapas administrativas es interesante mencionar que toda solicitud de un modelo de utilidad otorga un plazo máximo de un año (12 meses)) para ser extendido a cualquier otro país reivindicando la prioridad internacional de partida.

Este es un dato muy importante para el titular, pues le ofrece la oportunidad de valorar otros mercados durante un año, rearmarse, e internacionalizar la protección de su invención si fuera de interés.

Registrar un modelo de utilidad. Principal ventaja

La rápida tramitación de los modelos de utilidad supone una ventaja extra.

Si tomamos como ejemplo el caso de España, donde los modelos de utilidad tienen un plazo medio de tramitación de unos 6 meses desde solicitud hasta concesión, para el titular será posible extender esta misma solicitud a otros países con su modelo de utilidad ya concedido en España.

Es cierto, que la concesión española no será garantía de que se conceda allí donde vaya, pero sí será una excelente base para la comercialización nacional y un activo empresarial importante.

Respecto a la internacionalización de un modelo de utilidad hay que saber que la figura de los modelos de utilidad no existen en todos los países, de hecho, esta modalidad registrar existen tan solo en 72. En concreto, pueden registrarse modelos de utilidad en:

  • Alemania, Argentina, Armenia, Australia, Austria, Bielorrusia, Bélgica, Brasil, Bulgaria, China, Colombia, Costa Rica, Dinamarca, Eslovaquia, España, Estonia, Etiopía, Federación de Rusia, Filipinas, Finlandia, Francia, Georgia, Grecia, Guatemala, Hungría, Irlanda, Italia, Japón, Kazajistán, Kenia, Kirguistán, Malasia, México, OAPI, Países Bajos, Perú, Polonia, Portugal, República Checa, República de Corea, República de Moldavia, Tayikistán, Trinidad y Tobago, Turquía, Ucrania, Uruguay y Uzbekistán.

Además exciten 2 tratados internacionales que también los consideran:

  • Organización Regional Africana de la Propiedad Industrial (ARIPO) a la que pertenecen los siguientes 9 Estados: Botsuana, Lesoto, Liberia, Malawi, Namibia, República Unida De Tanzania, Suazilandia, Uganda, Zimbabue.
  • Organización Africana de la Propiedad Intelectual (OAPI) al que pertenecen los siguientes 17 estados: Benín, Guinea Ecuatorial, Burkina Faso, Mali, Camerún, Mauritania, República Centroafricana, Nigeria, Congo, Comoras, Guinea Bissau, Costa de Marfil, Senegal, Gabón, Chad, Guinea, Togo.

Para los países en que no existe el registro de modelo de utilidad, y se tiene interés en extender la protección partiendo de una prioridad internacional de modelo de utilidad, se puede trasformar la solicitud en una patente.

Este hecho también es válido para solicitudes a través de tratados internacionales de patentes. Lo que implica que podemos solita un modelo de utilidad por ejemplo en España y antes del año extender geográficamente esta solicitud por el Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT) o como una solicitud de patente europea, lo que tambien resulta una gran ventaja.

A modo de resumen, podría afirmarse que los modelos de utilidad ofrecen infinidad de posibilidades al titular de una invención tanto si su interés es conseguir la rápida concesión de un derecho de Propiedad Industrial sobre la misma a un coste asequible, como si su intención es internacionalizar dicha invención en el corto plazo.

Consejos para registrar un modelo de utilidad con éxito

Finalmente, dando cumplida respuesta a lo prometido en el titulo, listo los principales consejos a seguir para registrar un modelo de utilidad con éxito.

  1. Contar en todo momento con asesoramiento profesional para tomar la decisión mas acertada en la protección de nuestra invención.
  2. Si es viable solicitar un modelo de utilidad hacerlo inicialmente en un unico país para minimizar la inversión de partida.
  3. Durante los 12 primeros meses desde solicitud trabajar en el desarrollo y la comercialización para poder valorar opciones de internacionalización.
  4. Antes de un año, extender la solicitud allí donde nos interese impedir la producción y la comercialización sin nuestra autorización, utilizando para ello la vía que mejor se adapte a nuestra situación.

 

¿Necesitas un modelo de utilidad?
Te ayudamos
COMPÁRTELOShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone