Que en 2016 sea posible registrar patentes en Andorra supone una gran novedad, pues hasta la fecha las patentes no tenían cabida en este pequeño, pero rico territorio. Esto se debía a que las patentes solicitadas en Francia, en España o en la Oficina Europea de Patentes no tenían efectos en el Principado de Andorra y su Ley de Patentes del año 1999 no llegó nunca a hacerse realidad.

Este nuevo escenario parte del 30 de octubre de 2014, día en que se aprobó la Ley 26/2014 de Patentes del Principado de Andorra y de que el 22 de julio de 2015 el Gobierno aprobó el Reglamento de Ejecución correspondiente. Este Reglamento se aplica desde el pasado 25 de enero de 2016 siendo posible registrar patentes en Andorra desde ese mismo momento.

Pasado ya algo más de un mes de esta fecha es bueno hacer un resumen de las principales características de estas nuevas patentes andorranas para orientar a todos los posibles interesados cómo se materializa esta novedad.

Patentes en Andorra. Características

  • El organismo responsable de la tramitación de estas patentes es la Oficina de Marcas y Patentes del Principado de Andorra.
  • El modelo a seguir por la anterior oficina es el de mero depósito, es decir, la solicitud de patente en Andorra solo pasa por un examen formal y no se someterá a ninguna búsqueda o examen de novedad y/o actividad inventiva. Por ello la Oficina sólo podrá objetar falta de novedad cuando ésta sea manifiesta y notoria.
  • En consecuencia la patente se concede de acuerdo con la solicitud y da lugar a una mera inscripción registral.
  • Como la mayoría de patentes la duración de la concesión es de un máximo de 20 años desde la primera fecha de solicitud.
  • Para no residentes en Andorra es imprescindible disponer de un representante legal. Por ello en la mayoría de los casos en la solicitud de patente se deben incluir los datos del solicitante, los del inventor o inventores y los de la persona representante junto a una autorización de representación firmada.
  • En la solicitud se han de adjuntar también la descripción de la invención, las reivindicaciones, los dibujos y el resumen de la invención.
  • Además pueden unirse a la solicitud documentos de prioridad, pues como parte del Convenio de París Andorra reconoce un derecho de prioridad de 12 meses a solicitudes de patente o modelo de utilidad en cualquier país de dicho convenio.
  • La solicitud será admitida en los siguientes idiomas: catalán, castellano, francés e inglés. Pero deberá incluir al menos una traducción al catalán de las reivindicaciones.

De cara al futuro, la nueva Ley de patentes de Andorra prevé además su adhesión a los tratados internacionales de patentes más utilizados y su gobierno afirma estar ya negociando con:

  • La Oficina Europea de Patentes en busca de un acuerdo que contempla de validación de patentes europeas en Andorra
  • La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual para facilitar su adhesión al Tratado de Cooperación en materia de Patentes (en inglés PCT).

Tendremos que esperar para ver si estas pretensiones internacionales se materializan.

Como hemos visto la posibilidad de registrar patentes en Andorra viene a reforzar los derechos de Propiedad Industrial que los empresarios pueden disfrutan en el Principado lo que les permitirá mejorar sus estrategias comerciales en este territorio. Ahora podrán combinar la protección de su nueva tecnología con los ya existentes registros de marcas. Además de poder disponer del registro del nombre de dominio específico de Andorra (.ad), siempre que estén físicamente en el Principado.

¿Necesitas una patente?
Te asesoramos
COMPÁRTELOShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone